Artritis psoriásica, lo que a veces no se ve

Las enfermedades reumáticas se manifiestan de distintas formas en los pacientes, y no siempre de la misma manera ni con la misma intensidad. En el caso de los pacientes con artritis psoriásica, al contrario de lo que la gente cree comúnmente, no siempre aparecen lesiones cutáneas en el cuerpo.

Todo depende de la evolución que curse la enfermedad en cada paciente. Una enfermedad que queremos visibilizar desde la Sociedad Valenciana de Reumatología coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la psoriasis y la artritis psoriásica cada 29 de octubre.

Día internacional de la Psoriasis y Artritis Psoriásica

Desde la reumatología debemos prestar mucha atención a lo que se ve y a lo que no se ve en esta enfermedad. Existen casos donde la artritis muestra su cara antes que nada con los primeros síntomas inflamatorios en las articulaciones, pero sin que haya rastro de afectaciones de la piel. Con el tiempo pueden aparecer lesiones cutáneas, en algunos casos, pero en otros puede darse la circunstancia de que el paciente no llegue a tener ningún tipo de afectación cutánea. En este sentido, se estima que cerca del 10% de los pacientes que padecen psoriasis también desarrollan artritis psoriásica.

Los datos recogidos en el estudio EPISER 2016 nos dicen que la artritis psoriásica mantiene una prevalencia en la población adulta que se sitúa alrededor del 0,58% en España, lo que en la práctica supone que existen unas 250.000 personas afectadas en nuestro país por esta enfermedad inflamatoria. Sus manifestaciones no solo llegan a las articulaciones, también a otras estructuras del sistema musculoesquelético como la columna vertebral, tendones, etc. y producen dolor, sensación de calor, dificultad en los movimientos e hinchazón.

En el tratamiento de la artritis psoriásica y de la psoriasis resulta determinante que el sistema sanitario, y los especialistas médicos y profesionales que trabajamos en él, seamos capaces de diagnosticar lo antes posible ambas enfermedades para iniciar y aplicar un tratamiento adecuado que favorezca su control y evolución.

Como objetivos básicos para actuar contra el avance de la artritis psoriásica, y los efectos que produce en la calidad de vida del paciente, desde el área de reumatología tratamos de reducir el dolor articular y la inflamación que se genera en las articulaciones, así como controlar la progresión de la psoriasis de la piel. Todo ello para alcanzar un objetivo fundamental, que no es otro que lograr la mejor calidad de vida posible para el paciente.

En esta lucha para combatir esta enfermedad reumática resulta necesario contar con un equipo multidisciplinar para abordar debidamente su tratamiento, y desde las distintas vertientes que exige tratar esta enfermedad. Reumatólogos y dermatólogos desempeñan un papel esencial en el manejo de esta enfermedad para abordar las distintas afectaciones que genera en el paciente, ya sea a nivel de las articulaciones o bien a nivel cutáneo.

Hoy se celebra el Día Internacional de la psoriasis y la artritis psoriásica, y hoy desde la Sociedad Valenciana de Reumatología centramos el foco de atención en estas enfermedades para apoyar a los pacientes que las padecen y concienciar sobre la importancia de seguir investigando con el fin de ganar terreno a estas enfermedades, a través de la investigación y la atención multidisciplinar.

Francisco Navarro Blasco

Presidente de la Sociedad Valenciana de Reumatología.

Conoce las ventajas de nuestra Sociedad

Te pueden interesar

Artritis psoriásica, lo que a veces no se ve

Las enfermedades reumáticas se manifiestan de distintas formas en los pacientes, y no siempre de la misma manera ni con la misma intensidad. En el caso de los pacientes con artritis psoriásica, al contrario de lo que la gente cree comúnmente, no siempre aparecen lesiones cutáneas en el cuerpo.

Leer más