Las enfermedades reumáticas y sistémicas requieren de un abordaje multidisciplinar y de una detección precoz

La Sociedad Valenciana de Reumatología y la sección de Reumatología del Hospital General de Castellón organizan una jornada de actualización sobre EAS.

Las enfermedades reumáticas tienen una alta prevalencia en la población general. A pesar de que se cree que las enfermedades reumáticas son problemas degenerativos y de personas mayores, lo cierto es que la mayoría de los problemas tratados por reumatólogos son de tipo inflamatorio y autoinmune. Sobre los últimos avances producidos en los tratamientos de algunas de estas patologías, se ha centrado la ‘Jornada de actualización en enfermedades reumáticas y sistémicas 2022’, que ha promovido la Sociedad Valenciana de Reumatología y la sección de Reumatología del Hospital General de Castellón el 15 de diciembre.
El jefe de sección de Reumatología del Hospital General de Castellón, Miguel Belmonte, ha recordado que enfermedades como “la artrosis, la fibromialgia y la osteoporosis pertenecen a las llamadas enfermedades autoinmunes sistémicas. Se trata de enfermedades a veces graves como lupus, esclerodermia, miositis inflamatorias, así como otras de predominio articular como la gota, artritis reumatoide, espondilitis, artritis psoriásica, etc.”. El doctor ha incidido en que “estas enfermedades suelen afectar a varios órganos y sistemas por lo que su manejo es complejo y frecuentemente precisan un abordaje multidisciplinar de diversas especialidades médicas”. Por ello, se insiste en que la detección precoz es de gran importancia y requiere la colaboración de los médicos de atención primaria.
Belmonte ha destacado que para mejorar la atención a los pacientes reumáticos “venimos realizando en el Hospital General Universitario de Castellón desde hace más de 10 años unas jornadas anuales de formación en enfermedades reumáticas y autoinmunes sistémicas, dirigidas a una audiencia amplia: médicos de familia, especialidades médicas, enfermería y estudiantes de medicina”. En estas jornadas, tal y como ha explicado, han participado especialistas de Castellón y Valencia, expertos en diversas patologías reumáticas.
La inauguración del encuentro ha corrido a cargo del gerente del departamento de Salud de Castellón, Ricardo Tosca. Tras sus palabras, se ha iniciado la primera mesa del programa de la jornada en la que ha intervenido la doctora Lydia Montolio para hablar de las últimas novedades relacionadas con la espondiloartropatía.
Sobre esta cuestión, la doctora Montolio ha explicado que “la espondiloartritis axial y la artritis psoriásica con afectación axial, son entidades con características diferenciales. Las nuevas terapias disponibles en las espondiloartropatías son eficaces y seguras y de cara al manejo de estos pacientes, es fundamental valorar los diferentes dominios de la enfermedad, las manifestaciones extra-musculoesqueléticas y las comorbilidades asociadas, para la elección del tratamiento correcto”.
En la segunda mesa del programa, la doctora Montserrat Robustillo ha explicado cómo se pueden prevenir la aparición de posibles complicaciones de las terapias biológicas y cómo se deben monitorizar dichas complicaciones. Robustillo ha subrayado que “aunque existe un amplio espectro de efectos adversos relacionados con los fármacos anti-TNF, su perfil de seguridad es razonable, especialmente comparado con el riesgo que supondría la enfermedad inflamatoria de base no controlada”.
La doctora Robustillo ha señalado además que “la mayoría de los efectos adversos pueden evitarse o controlarse con un apropiado cribaje antes del inicio de la terapia biológica y la vigilancia durante el tratamiento, junto con un diagnóstico y tratamiento precoz de los posibles efectos adversos”.

Osteoporosis y nuevas terapias

El manejo del paciente refractario con osteoporosis y las nuevas terapias que se están aplicando ha centrado la ponencia de la doctora Àngels Martínez. Así Martínez ha apuntado que “la osteoporosis es una patología muy prevalente que condiciona una mayor fragilidad ósea y en consecuencia aumenta el riesgo de fracturas. Estas fracturas osteoporóticas tienen graves consecuencias para la salud, además empeoran la calidad de vida y suponen un gasto sanitario muy importante”. Durante su charla, la experta se ha centrado en el tratamiento médico de la osteoporosis, concretamente en el manejo de pacientes refractarios al tratamiento, es decir, que no responden adecuadamente y a pesar del tratamiento sufren fracturas.
Además, ha apuntado las novedades en el tratamiento de la osteoporosis, concretamente de la nueva mólecula romosozumab que está disponible en España desde hace unos meses y que ofrece un mecanismo de acción novedoso porque tiene un efecto dual, es decir, es capaz de aumentar la formación de hueso al mismo tiempo que disminuye la resorción ósea, a diferencia de los tratamientos disponibles actualmente que basan su efecto en formar hueso o en disminuir la resorción ósea.

Conoce las ventajas de nuestra Sociedad

Te pueden interesar

¡Felices fiestas!

Desde la Sociedad Valenciana de Reumatología os deseamos unas felices fiestas y un próspero año nuevo, cargado de salud y de buenos deseos para todos.

Leer más